Saltar al contenido

Como entutorar guisantes frescos, ricos y saludables

Una guía práctica, rápida y eficiente de como entutorar guisantes.

Los guisantes son plantas hortenses de hojas pinadas, terminadas en vainas en forma de zarcillos, las flores de los guisantes brotan y son generalmente de color blanco. Los guisantes también son catalogados como legumbres y aunque hay o existen varios tipos y especies, muchas de estas, así como los pepinos y los tomates se deben entutorar guisantes, esto con la simple y única finalidad de hacer que las plantas y sus frutos sean obtenidos con excelente calidad.

Los guisantes son plantas del tipo enredaderas, o también denominadas como trepadoras; no obstante, también las hay de altura no mayor a unos 50 o 60 cm que básicamente no requieren de tutoreo, esto debido a que esta clase de guisantes pueden permanecer erguidas por si solas.

Campo de guisantes
Los guisantes son plantas trepadoras y hay tipos de guisantes que no necesitan ser entutorados debido a su altura de 50 o 60 cm.

Otra clase de este tipo de plantas son las que crecen como pequeños arbustos de hasta 160 cm de altura cuyas vainas cuelgan en la planta sin el problema que representa el estar en contacto con el suelo y con cualquier tipo de animal extraño y rastrero que ponga en peligro su integridad física y calidad del fruto antes de cosecharlo.

Las semillas de los guisantes son de forma globular, antes de sembrarlos se deben poner en agua por al menos unas seis horas a fin de que se hidraten, lo que se traduce en un hinchamiento de las semillas y la cubierta exterior se ablanda. De esta manera, las semillas terminan por germinar en menos tiempo y toman parte de esta agua para lograr sobrevivir a este proceso.

Malla Espaldera para Planta de guisantes
Se recomienda hidratar las semillas de guisantes 6 horas antes de sembrarlas.

Las semillas se siembran en surcos o hileras, se colocan de 4 a 5 semillas en conjunto y se separan un conjunto del otro unos 15 o 20 cm. Por su parte de una hilera a otra se dejan unos 40 cm es suficiente espacio entre ella para lograr que prosperen las plantas una vez germinadas y durante su crecimiento.

Este tipo de semillas tardan unos 20 a 25 días para germinar, es recomendable que la tierra sobre la cual se realiza la plantación este abonada con, por ejemplo, compuesto de lombrices (de esto podemos hablar en otro artículo a fin de hacer que nuestros lectores aprendan y puedan producir su propio compuesto).

Entutorar Guisantes
Las semillas de guisantes se siembran en surcos y se debe de colocar 5 o 4 semillas y se debe separar de 15 a 20 cm.

Los guisantes ya germinados se deben de proteger de las ráfagas de viento y de las gotas que caen de la lluvia; en vista de realizar la siembra justo a finales de la estación de otoño y comienzo de la estación del invierno. En otoño los vientos son relativamente fuertes y por lo tanto terminan azotando a las plántulas y con su posterior muerte, así mismo pasa con el invierno por la frecuencia de las lluvias.

No obstante, una vez que aparecen las plántulas de los guisantes, están se deben ser protegidas de las condiciones climáticas adversas. La protección se realiza de forma muy sencilla. Se toman botellas de agua potable de un litro y medio de capacidad y se cortan por ambos extremos, como resultado tenemos un cilindro de plástico (polietileno de baja densidad) el cual se introduce sobre la tierra dejando a la planta en su interior.

Maceta con planta de guisantes
Las semillas de guisantes se deben proteger de las condiciones climáticas se puede usar botellas de agua de litro y medio.

Cuando la planta ha alcanzado unos 20 o 30 cm de altura, se debe pensar y actuar en como entutorar guisantes, la respuesta a esta inquietud surge, debido a que los guisantes son plantas que tienden a echar ramificaciones y por lo tanto terminan por arrastrarse.

Al entutorar guisantes se deben tener varias cosas y acciones bien claras, una de ellas son los materiales más idóneos que se pueden emplear para esta labor y por otro lado cuando. La segunda inquietud se respondió en el apartado anterior. La primera se responde de la siguiente manera:

Plantas de guisantes entutorados en le campo
Cuando la planta llegue a los 20 o 30 cm se debe entutorar los guisantes.

Los materiales a emplear son los siguientes:

  • Una malla de plástico cuadriculada o hexagonal (diámetro 1,0 pulgada) preferiblemente de polietileno. Las medidas pueden ser de 1,0 m de alto por 3,0 m de largo.
  • Un set de varas de metal o cañas de 3/8 de pulgada por 1,2 m de largo.
  • Un set de amarras plásticas de 10 cm.

Ahora ya encontrados y recopilados todos los materiales, se procede a entutorar guisantes esta manera quizás es la más común también para entutorar pepinos y entutorar tomates. Aunque en el caso del tomate también es posible el empleo del método de la rafia.

Planta de guisantes tipo arbusto
Para entutorar los guisantes se puede usar una malla de plástico ya sea hexagonal o de cuadricula ,varas de metal o cañas y amarras plásticas.

El procedimiento consta de una serie de pasos los cuales trataremos de describir de aquí en adelante.

  • Se toman las varas, varillas o cañas de metal y se entierran a unos 6,0 u 8,0 cm de la hilera o surco que contienen las plantas de los guisantes, con una profundidad de aproximadamente 20,0 cm. Esto permite darle el sustento y estabilidad necesaria para el sostén de las plantas al comenzar a trepar y agarrarse de la malla a ser instalada.
  • Se toma la malla y se extiende a todo su largo, y se comienza a entrelazar mediante su cuadricula con las varillas de metal. Al finalizar el entrelazado o entramado de la malla, esta debe quedar a unos 10,0 cm del suelo.
  • Por último, las plántulas, las cuales ya deben de poseer unas series de ramificaciones, las cuales son muy delicadas al trato y contacto, se hacen pasar mediante los diferentes cuadrados o hexágonos de la malla, en este punto el trabajo está prácticamente concluido.
Arbustos de guisantes entutorados
Se recomienda enterrar 6 o 8 cm las varillas de metal o las cañas de la hilera de las plantas de guisantes para darles soporte.

Resulta todo un reto y se siente muy satisfactorio lograr sacar adelante este tipo de proyectos, sembrar, cultivar, cosechar, producir, distribuir y comercializar sus propios vegetales, hortalizas y legumbres es sin lugar a dudas una experiencia extraordinaria.

El éxito de entutorar guisantes, resulta en una espléndida oportunidad de producir y consumir guisantes de muy buena calidad en un espacio-tiempo muy corto, con un plus dado por la sensación del empleo de nuestras propias manos y optimización de nuestros propios recursos.