Saltar al contenido

La pérdida de tomates y exceso de espacio.

Posiblemente llegó a este artículo en busca de una solución que le permitiera domar de una vez por toda a la difícil tomatera. Esas ramas extendiéndose de un lado a otro, abarcando el espacio de otras plantas o simplemente extendiéndose hasta donde pueda con tal de adueñarse de todo. Pareciera más una planta extraterrestre que lo quiere conquistar todo. No desespere más; ya no tiene que sacarle filo a un machete e internarse en una fiera batalla contra la pobre tomatera y podarla a lo salvaje. Existe una sencilla solución para eso, y se llama entutorado. En este caso, entutorar tomates (o tomateras).

Tutorado en campo abierto con cultivo de tomate.
Malla espaldera instalada en cultivos de tomate.

¿Entutorado?

Si, entutorado. Así que no llame a un exorcista creyendo que su tomatera está poseída por alguna especie de espíritu.

El entutorado consiste en guiar a las plantas u hortalizas trepadoras por medio de sistemas y herramientas que les permita extenderse hacia direcciones determinadas, evitando (como es el caso de la tomatera y otro tipo de plantas y hortalizas) que ocupen espacio excesivo e innecesario. De esta forma se evita que la planta se dañe por la humedad retenida entre sus ramas u otros rincones debido a la falta de circulación óptima de aire a través de ella. También se reduce dramáticamente el riesgo de que sus frutos de pierdan a causa de pisadas; la tomatera al esparcirse por el suelo (es una planta del tipo trepadora o rastrera) va dejando sus frutos sobre este, motivo por el cual surgen ocasiones en que al momento de recoger los tomates o de hacerle mantenimiento a la planta, terminan pisados dichos frutos. Pero si te tomas el tiempo y te dedicas a enturorar tu tomatera notaras un cambio radical durante el crecimiento de esta y durante el periodo de recolección. ¿Porque? Parte del agradable aspecto que tomara la planta durante su etapa de vida se debe a lo anterior mencionado: la circulación del aire. Ya que este circulara mucho mejor por entre sus ramas, se evita que se acumule el exceso de humedad, reduciendo considerablemente la proliferación de hongos u agentes contaminantes causados por la misma; y al momento de recoger los frutos estarán en una buena posición para su recolección, olvidándose por completo de aquellos días en los que tenía que agacharse y apartar las ramas para poder tomar los tomates. Esto, aunque no lo crea, acelera la producción de los frutos y su recolección, diferencia más que notable cuando se trata de grandes plantaciones de tomateras. Es por eso que el entutorado es practicado tanto en el área agrícola profesional como en las granjas particulares y urbanas. Ya con esta breve descripción sobre el entutorado ya puede ir planeando entutorar tomates.

Tutorar con rafia los cultivos puede tener malas consecuencias.
Tutorado con rafia. Pedúnculo ahorcado por el peso del fruto.

Con esa descripción de lo que es el entutorado seguramente siente ánimos de proseguir con el cultivo de las tomateras y dejar a un lado la podadora ¿verdad?

Suena interesante, pero ¿Cómo aplico el entutorado en mi tomatera?

Muy buena pregunta.

La función primordial del entutorado es la de guiar el crecimiento de la planta. Por lo general se usan diversos sistemas y herramientas con la finalidad de que esta guía se produzca en una posición vertical en dirección hacia arriba. A medida que la planta valla creciendo se van amarrando las ramas al sistema empleado para que estas continúen el camino planteado. También, a medida que va creciendo y se van atando las diversas ramas, esta se puede ir expandiendo a lo largo; tenga cuidado con esto de amarrar las ramas de la tomatera. La idea es que queden firmes y bien sujetas, más no las estrangule con el material que valla a usar (hilo, alambre, rafia, etc.) sino lo que conseguirá es dañar la tomatera y perder parte de la producción. Como se puede dar cuenta, el entutorado es un proceso periódico que se lleva a cabo durante el crecimiento de la planta, por lo que debe tomarse su tiempo y dedicárselo a esto, de lo contrario será tiempo y trabajo perdido.

entutorado de tomates
Tiene mayor resistencia a los fuertes vientos y dirección de la planta con la red tutora.

Algo que debe tomar en cuenta a la hora de seleccionar los materiales a usar en el entutorado de tomates, es el de que estos estén en buen estado y que soporten el peso de la tomatera cuando esta crezca y empiece a llenarse de fruta, sobre todo cuando este mojada o cuando sea golpeada por el fuerte viento. Un sistema de entutorado débil solo traerá malas consecuencias, así que atento a cosas como, por ejemplo: cuando valla a fijar al suelo el lugar por donde trepara la tomatera (cañas de bambú, estacas metálicas, pabilo, mallas metálicas o diseñadas para el entutorado de plantas y hortalizas, espaldares, etc.) asegúrese de que quede firme en el suelo y en la posición idónea para realizar la tarea del entutorado.

Si cuenta con una cantidad considerable de tomateras piense con cuidado que materiales va a usar; si decide usar materiales de metal puede que sea más costoso que usar los que están diseñados con madera (a menos que cuente con suficiente dinero) y tenga en cuenta que retirar todo después de que termine la temporada puede llegar a ser un poco trabajoso. Lo bueno de estos materiales (sobre todo los de acero inoxidable) es que le duraran para toda la vida, pudiendo usarlos en la siguiente temporada  y en la próxima. Lo mismo sucede con aquellos materiales diseñados para este propósito, como las populares mallas de entutorado, fabricadas para resistir los embates climáticos y proporcionar a sus plantas un entutorado confiable.

Puede conseguir sistemas de entutorado prediseñados para diversos tipos de plantas y hortalizas, pero también usted mismo puede crear la suya propia, como por ejemplo la típica jaula para tomateras; solo necesita unas cuatro estacas de madera, un poco de malla metálica y listo.

Entutorar tomates, una forma segura de aprovechar al máximo su tomatera.

|Consejos útiles para entutorar pepinos

Cuando comenzamos a cultivar  tenemos la idea de que todas las plantas tienen los mismos requerimientos, un poco de agua, sol, y un buen suelo, lo cual está errado hasta cierto punto, si, las plantas necesitan de estos elementos, pero dependiendo de la especie existen requerimientos específicos relacionados a estructuras propias de la planta, y saber compensar y sacar provecho de estos requerimientos, es lo que impulsará la productividad y calidad de nuestros cultivos. Aprenda aquí a como entutorar pepinos y cuáles son las necesidades de este cultivo.

Los pepinos (Cucumis sativus) son plantas pertenecientes a la familia de las cucurbitáceas, todas caracterizadas por poseer estructuras que les permiten trepar, denominadas zarcillos, y a pesar de que la planta como tal puede crecer de manera rastrera el aprovechar su característica trepadora para entutorar pepinos, es sumamente útil. Siendo el pepino una de las hortalizas más cotizadas en el mundo, tanto por su uso culinario, para la preparación de ensaladas y encurtidos, como a nivel estético como hidratante natural, y medicinal por sus componentes mucilaginosos y vitaminas, así, es de gran interés para los productores de hortalizas el máximo aprovechamiento de las técnicas para su entutorado, ya que esto se traducirá en un mejor producto, una mayor cantidad, y por lo tanto mejores ingresos. Nada como tener nuestros cultivos en sus niveles óptimos.

pepinos con entutorado
Pepinos con mas calidad, con mejores nutrientes y mayor rendimiento productivo.

Antes de presentar lo tips para entutorar pepinos, conozcamos que es a lo que nos referimos cuando decimos entutorar o entutorado de una planta. El entutorado, son un conjunto de técnicas agrícolas que se enfocan en ayudar en el crecimiento y desarrollo apropiado de las hortalizas, proporcionando desde estructuras de soporte para tallos, flores hasta consecuentemente frutos, así,no son técnicas  solamente usadas en la producción agrícola sino que también pueden utilizarse para plantas ornamentales. ¿En qué ayuda el entutorado? se preguntarán, bien, muchas hortalizas requieren de estas técnicas para permitir el flujo de aire a través de los cultivos, soportar el peso de sus flores y frutos, y a su vez alejarlos del suelo donde son más propensas a infectarse con patógenos por alta humedad, o sufrir daño mecánico por pisoteo de animales o inclusive de los mismos agricultores durante las rutinas de mantenimiento. Ejemplos de plantas que requieren entutorar son los tomates, pepinos melón, calabazas, calabacines, judias y algunas otras legumbre, especificamente requieren de un tutoreo vertical.

Tips para entutorar pepinos

Hoy en día existe una gran variedad de técnicas para entutorar pepinos, a continuación presentaremos un conjunto de tips con las técnicas y  también aspectos importantes a considerar sobre cada uno de ellos.

  • Utiliza mallas tutoras

malla espaldera HORTOMALLAS
Malla tutora HORTOMALLAS los cultivos mas sanos y menos daños en la planta.

Como hemos mencionado antes el pepino es una planta que posee estructuras para trepar, así, estas mallas funcionan como una estructur guía que permite el crecimiento vertical del cultivo, lo que mejora su ventilación, la cual es importante para la sanidad de la planta, evitando la humedad excesiva y por tanto la propensión del crecimiento de hongos patógenos,  además,  si se realiza un buen mantenimiento las plantas están más organizadas, facilitando la colecta de sus frutos, recordemos que la manipulación excesiva de las plantas no solo puede causarles, si no que también   aumenta la probabilidad de transferir fitopatógenos de otras áreas.

  • Anillos de tutoreo

Esta herramienta se utiliza sobre todo para cultivos de tomate (Solanum lycopersium) donde son plantas que no poseen estructura para trepar, sin embargo pueden utilizarse para entutorar pepinos si se busca orientar de una manera mucho más específica el crecimiento de la planta. Los anillos de tutoreo como su nombre lo indica son herramientas tipo clip de forma circular, que ajustan el tallo de la planta otro elemento de soporte como una malla tutora o rafia, sin causarle daño a la planta.

  • Tener en cuenta el material de la herramienta de tutoreo

Hoy en día la mayoría de a herramientas de tutoreo están fabricadas con polipropileno, un plástico altamente resistente muchas veces reforzado con capas anti UV, lo que lo hace de larga duración además de no retener humedad, siendo esta última la causa del crecimiento de muchos hongos fitopagenos que comprometan la integridad del cultivo, por otro lado al ser un material plástico, este puede ser reutilizado aminorando los costos por temporada de cultivo. El otro material muy común en el tutoreo, es la rafia agrícola, un hilo fabricado a partir de fibras del tallo de algunas plantas, que a pesar de ser más económico que el anterior, tiene la desventaja que retiene la humedad y no puede ser reutilizada,  a menos que se quiera correr un riesgo fitosanitario. Sin embargo el material también puede ser improvisado con tubos, tallos de bambú entre otros.

  • Escoger un buen suelo

Con esto no solo nos referimos a buscar un suelo fértil, si no también un suelo lo suficientemente compacto como para soportar la instalación de alguna herramienta para entutorar pepinos.

  • Que el entutorado comience desde las primeras etapas de la planta

Entutorar pepinos
Entutorado desde el inicio del ciclo para mejores resultados.

Para entutorar pepinos sin mayor complicación, este debe guiarse desde un poco después de su desarrollo como plántula, de esta manera es mucho más sencillo ordenar nuestros cultivos sin manipular excesivamente las plantas.

  • Proporcionar una superficie de apoyo para los frutos (pepinos)

En general muchos frutos son muy grandes y pesados como para ser soportados por la planta solamente, si bien está la opción de cosechar antes de su desarrollo completo, también se puede optar por entutorar pepinos de manera que una malla sostenga el peso del fruto y no colapse la planta. Ojo en caso de ser varias plantas la malla también puede llegar a colapsar por el peso.

El mayor beneficio de cada uno de estos tips para entutorar pepinos es la garantía de que se obtendrán mejores resultados en cuanto a producción y calidad de la hortaliza, y que  la mayoría de las herramientas de entutorado son de fácil adquisición y son amigables con el productor, puesto que su instalación no suele ser complicada. Además estos tips también pueden ser utilizados en otras plantas afines como calabazas, calabacines, melones entre otras cucurbitáceas.

¡No espere más! comience a entutorar pepinos y note como sus cultivos mejoran en todos los aspectos.

¿Qué es? ¿Cómo funciona? Aprenda a entutorar con el método SCROG y obtenga plantas uniformes y saludables.

malla espaldera instalada sobre cultivo de ejotes
La malla Hortomallas es muy versátil ya que con dicha red se adapta a varios tipos de cultivos.

Todos los métodos de tutoreo están diseñados para lograr una optimización y mejoramiento de la producción de nuestros cultivos, los productores de hortalizas han sido participes y creadores de estos métodos enriqueciendo cada vez más la agricultura, esta vez les presentaremos un método diferente a los más utilizados, el método SCROG, continúe leyendo y aprenda a entutorar con el método SCROG.

Las plantas obtienen energía y algunos nutrientes a través del proceso de fotosíntesis que realizan en sus hojas, por ello mantener un follaje abundante y sano de nuestras plantas nos ayudara a obtener frutos más provechosos o en caso de ser hortalizas donde el producto de consumo sean las mismas hojas podamos garantizar una mayor producción de las mismas. El entutorar con el método SCROG es lo que nos ayudará a fomentar la abundancia de follaje en nuestras plantas.

¿Qué es el método SCROG?

El entutorar con el método SCROG consiste en limitar el crecimiento vertical de nuestras plantas al colocar sobre ellas una malla (como bien puede ser una malla gallinera), al dificultar el crecimiento en vertical nuestras plantas empezaran a ramificarse y crecer horizontalmente, teniendo como consecuencia un aumento de la superficie cubierta por hojas, esto se traducirá en un aumento de la calidad y cantidad de los productos a cosechar.

cultivo de ejotes
El método SCROG tiene la ventaja de ser una técnica en la que los cultivos no requieren mucho espacio.

El nombre SCROG proviene del acortamiento del inglés Screen of Green lo que en español vendría siendo rejilla o red verde, haciendo alusión a la idea de que el método al utilizar la malla o rejilla para delimitar el crecimiento vertical de las plantas genera una capa verde uniforme.

Ahora bien, ¿cómo es el procedimiento para entutorar con el método SCROG? Como bien mencionamos anteriormente este tipo de entutorado consiste en colocar una malla por encima de nuestras plantas para que impida su crecimiento, sin embargo hay que tener en cuenta ciertas consideraciones antes de proceder sin previas preparaciones.

En primer lugar debemos asegurar que las condiciones ambientales y de suelo sean optimas, un suelo rico en nutrientes, temperaturas de invernadero adecuadas a la especie de planta y un sistema de riego son esenciales en cualquier cultivo, especialmente cuando pensamos en entutorar con el método SCROG ya que la manipulación ejercerá cierto nivel de estrés en nuestras plantas, por lo que garantizar sus necesidades básicas nos ayudara mucho en su cultivo.

malla espaldera usada en cultivo de ejotes
Aplicando este método en sus cultivos las plantas se desarrollan verticalmente.

Una vez cubiertas las necesidades básicas procedemos a dejar crecer nuestras plantas lo suficiente para que parte del tallo y hojas se hayan desarrollado (aproximadamente 30cm), cada planta debe disponerse en espacios relativamente lejanos entre ellas, y no debe disponerse de muchas por metro cuadrado, un buen ejemplo podría ser 5 plantas por metro cuadrado. Ya ubicadas colocamos la malla sobre nuestras plantas, ¡a partir de este momento se deberá prestar atención!, cada vez que la planta produzca un brote lateral este debe ser tomado cuidadosamente y ser acomodado por debajo del cuadro más cercano así poco a poco se acostumbra a la planta a la nueva forma de crecimiento y esta se expandirá de forma horizontal. ¡Ojo! la malla debe ser instalada con un sistema que le permita permanecer tensa y no sucumbir ante la presión de crecimiento de la planta, para ello se recomienda atar la malla a estacas o pilares que estén fijos al suelo, recuerde asegura la buena tensión de la malla para que entutorar con el método SCROG sea efectivo.

¿Por qué entutorar con el método SCROG funciona?

Como a veces podemos observar, cuando las plantas crecen sin ningún tipo de entutorado, obtenemos que muchas de las hojas van quedando ocultas con la producción de nuevas hojas, al fomentar el crecimiento horizontal con el método SCROG evitamos gran parte de este problema, aumentando la cantidad de hojas por planta garantizamos una mayor tasa de fotosíntesis que nos genera plantas más saludables y vivas, además con este método obtenemos particularmente una captación más uniforme de la luz.

Si bien el método SCROG es poco conocido para el tutoreo aquí le presentaremos las ventajas y desventajas de este sistema, así usted podrá considerar si resulta exactamente lo que está buscando.

cultivo de ejotes en campo
Este tipo de método ayuda a los cultivos a conseguir el desarrollo y crecimiento adecuado.

Ventajas

  • El entutorar con el método SCROG promueve un crecimiento uniforme horizontal que mejorar la producción y calidad de nuestras plantas.
  • El método permite cultivar plantas en espacios realmente estrechos ya que se aumenta el follaje maximizando el rendimiento del cultivo.
  • Al obtener un cultivo uniforme logramos una óptima exposición lumínica, esto aumenta la tasa de fotosíntesis y promueve una mejor calidad de la planta.
  • La separación dada por las cuadriculas de la malla permiten la circulación del aire, evitando la vulnerabilidad contra enfermedades.
  • Los materiales empleado son de bajo costo además de que su instalación es amigable con el productor.
  • Las mallas utilizadas para el método SCROG son flexibles, adaptándose al área deseada además de poder fijarse fácilmente.
  • Si el material es plástico la malla puede reutilizarse además de que estos materiales reducen la vulnerabilidad contra fitopatogenos.

En cuanto a las desventajas tenemos algunas como

  • La empleación del método puede causar un estrés mecánico a las plantas si estas no son manipuladas con cuidado.
  • No es un método aplicable a todo tipo de plantas.
  • Si la malla se coloca muy baja puede ocasionar daños en el desarrollo de los tallos.

Estas desventajas sin embargo son controlables utilizando el método de manera adecuada en las plantas que puedan soportarlo.

¿Qué tipo de plantas puedo entutorar con el método SCROG?

Generalmente este tipo de tutoreo está diseñado para hortalizas tanto de porte bajo como de porte alto por naturaleza, la idea principal es orientar a estas plantas a dejar el crecimiento vertical y orientar sus ramas horizontalmente dando como resultado un cultivo frondoso.

entutorar con el método SCROG
El método SCROG funciona mejor en plantas que suelen ser mas manipulables.

Esta técnica no puede ser utilizada en árboles o arbustos que requieran de un crecimiento más libre. Mientras más manipulable sea la planta mucho mejor puesto que evitamos un forcejeo innecesario con los tallos y brotes laterales de las plantas.

Como pueden ver el entutorar con el método SCROG promueve la uniformidad y aumento del follaje de nuestras plantas de cultivo, si es esto lo que usted necesita no lo dude y aplica esta técnica de entutorado.

   Sobre entutorar guisantes.

malla espaldera hortomallas instalada en campo de cultivos
Son bastantes las formas de tutoreo y soporte que usted puede aplicar sobre sus cultivos de guisante.

El guisante (o pisum sativum, si queremos utilizar su nombre científico) pertenece, al igual que la lenteja y la soja, a la familia de las leguminosas y, al igual que otras legumbres, parece que la historia de su consumo se remonta a milenios. Podría tener más de diez mil años, según estudios arqueológicos y su zona de origen se presume entre la India y Turquía.

Bien sea que los llamemos guisantes, chicharos, petipuas o arvejas, es un hecho que esta pequeña legumbre verde es una de las que posee mayor cantidad de fibra y proteína vegetal, además de ser una buena fuente de minerales como potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro, zinc y selenio. Y, por supuesto, también es destacable el contenido en vitaminas como vitamina C, niacina o B3, folato o B9, tiamina o B1, piridoxina o B6 y vitamina A.  Por si esto fuera poco, son un poderoso beneficio para personas con dolencias cardiacas, regulan los niveles de colesterol y azúcar en la sangre, además de mejorar la circulación.

Todas estas riquezas hacen que el guisante sea considerado como un antídoto natural contra el envejecimiento ya que puede renovar las células de nuestro cuerpo. Se considera que la salud de nuestras uñas, piel, cabello, nuestra fuerza muscular y nuestra vitalidad se ven mejoradas por el consumo abundante de esta legumbre.

Además de todo esto, su modo de preparación en la cocina es prácticamente ilimitado. Podemos comerlos hervidos, en puré, salteados, en sopas, ensaladas o sofreídos en aceite con cebolla, un poco de ajo y curry.

sistema vertical con malla espaldera en campo
El entutorado es una técnica que ayuda a los cultivos a desarrollarse y crecer adecuadamente.

Al conocer todos sus beneficios resulta obvio por que numerosas personas los tienen en su huerto, así que si hemos decidido sembrarlos bien sea para la venta o para consumo propio, es importante aprender ciertos detalles y trucos que beneficiaran su sano crecimiento, siendo uno de estos importantes pasos el entutorado de guisantes.

Antes de hablar sobre los beneficios de entutorar guisantes, es importante saber a que nos referimos cuando hablamos de entutorar o entutorado de una planta. El entutorado es una técnica agrícola practicada desde hace cientos de años. Se trata de la creación de una estructura para generar soporte para ciertas plantas durante su crecimiento y desarrollo, bien sea para guiar sus tallos o para facilitar el sostén de sus flores y frutos.

-. Sobre entutorar guisantes:

Mucho antes del entutorado, es importante saber que el guisante requiere de una tierra suelta, ligera y bien drenada. Este cultivo no tolera suelos muy ácidos y se ha de vigilar el pH para tratar de que no sea inferior a 6,5. Son una cosecha de estación fresca, con frio moderado y cierta humedad, no soporta el calor en exceso ni el tiempo muy seco. Al igual que todas las leguminosas, los guisantes fijan el nitrógeno atmosférico, por lo que no es muy exigente respecto a la riqueza orgánica del suelo, sin embargo, en caso de que sean suelos muy pobres podremos utilizar algún abono complejo. Para terminar, el guisante necesita una exposición soleada y riegos frecuentes para su óptimo crecimiento.

Al entutorar los guisantes estaremos guiándolos durante su desarrollo, ya que esta es una planta trepadora que, por medio de pequeños zarcillos, va enganchándose a otras plantas o a elementos que estén a su alcance para así poder crecer, a manera de las enredaderas.

Los beneficios que obtendremos por medio del entutorado serán de gran ayuda. Primero, impediremos que la planta crezca rastrera y evitaremos que sus vainas y frutos se estropeen, además, con este método conseguiremos que tenga una mejor exposición al sol y una correcta ventilación, aumentando así el nivel de producción de la planta. Otra ventaja del tutor es que les será más difícil a los insectos y otras plagas atacar a nuestra planta, pero será mucho más fácil para las abejas polinizar y fecundar sus flores.

Entutorar guisantes
La malla plástica es una red muy adaptable, fácil de instalar, y muy resistente.

-.Tips para entutorar guisantes:

  • El mejor método para entutorar guisantes es el de la malla plástica.
  • Podemos empezar a entutorar cuando la planta haya alcanzado los 15 cm, este será el momento ideal para preparar nuestro tutor.
  • Los tutores serán varas de madera (suele utilizarse el bambú, ya que una vez seco dura muchísimo tiempo y además da un toque de diseño a nuestro huerto) o varillas metálicas corrugadas (estas soportan mucho más peso que sus contrapartes de bambú).
  • Clavaremos un tutor cada metro o metro y medio de distancia uno de otro. Hay que enterrar los tutores muy bien para que las varas soporten el peso de las plantas mientras crecen.
  • Una vez puestos los tutores, utilizaremos de soporte para nuestras plantas una malla o red plastica. De esta manera, mientras los guisantes crezcan irán trepando por este soporte con los zarcillos.
  • Vamos metiendo poco a poco la malla en cada tutor por la parte de arriba más o menos a la vez y a modo de zig-zag (esto es que pase por delante del tutor, en el siguiente por detrás, y así sucesivamente.) de esta manera la malla se mantendrá erguida. Bajaremos la malla poco a poco hasta que llegue al suelo, teniendo mucho cuidado con las plantas porque podríamos maltratarlas.
  • Ya que la malla plástica es algo endeble, debemos amarrarla muy bien y en varios niveles a cada tutor, de esta manera no perderá forma ni disminuirá la tensión con el paso del tiempo y el peso de la planta.
  • Apenas hayamos instalado la malla debemos pasar cada planta entre las aberturas, esto lo haremos con mucho cuidado para evitar partir los guisantes. Luego, la planta ira trepando por sí sola, poco a poco con ayuda de sus zarcillos.
  • A la hora de cosechar los guisantes es bastante útil valernos de nuestro tacto. Si la vaina está muy lisa y plana quiere decir que esos guisantes aun están tiernos. Si, por el contrario, la vaina esta abultada y la superficie esta rugosa quiere decir que los guisantes ya estan maduros para el consumo y podremos arrancar la vaina con nuestras propias manos.

Con estos sencillos pasos lograremos entutorar nuestros guisantes de forma exitosa. Esto, sumado a un riego abundante y mucho cariño de nuestra parte se traducirá en una planta sana y feliz, que nos obsequiara sus frutos cargados de beneficios.

Sobre el entutorado de pepinos.

Es un hecho, comer sano está de moda, últimamente la mayoría de las personas ha tomado consciencia sobre su cuerpo y sobre los alimentos que ingiere. Se ha comprobado científicamente que mientras más sana sea nuestra alimentación, más longeva podrá ser nuestra vida. Es por ello que, bien sea por nuestra propia salud o para la venta, no está de más tener en nuestro huerto una porción dedicada a aquellas frutas, verduras y hortalizas que más beneficios aportan a nuestro cuerpo. Siendo una de las mejores opciones el pepino, ya que no solo da una enorme cantidad de nutrientes a la hora de ser ingerido, sino que también es un gran aporte medicinal e hidratante a nuestra piel, como veremos ahora.

Para empezar, los pepinos están compuestos aproximadamente de un 95% de agua (al igual que la sandía), esto lo vuelve un alimento refrescante y altamente hidratante, además de bajo en calorías. Igualmente cuenta con una gran cantidad de vitaminas y minerales altamente necesarios para nuestro cuerpo, como hierro, potasio, magnesio, fosforo, azufre y yodo. Por otra parte, dentro de las propiedades medicinales que han vuelto tan popular al pepino está el cuidado de la piel, pues previene granos y espinillas, es vigorizante, tonificante, da brillo a la piel, elimina manchas y combate ojeras... Esta es una práctica que se ha implementado desde la antigua Roma y Grecia (elaboraban una mascarilla de aceite de oliva y pepino) y hasta la antigua India (el pepino se cultivaba en la india desde hace más de 3000 mil años, de hecho, es mencionado en el Rig-veda, uno de los textos más antiguos de la humanidad)

Por si fuera poco, el pepino es bastante versátil a la hora de agregarlo a ensaladas o comiéndolo solo con sal y vinagre, pues tiene un sabor refrescante y accesible.

Enumerados todos sus beneficios, ya vemos por qué es una gran opción sembrar y entutorar pepinos en nuestro huerto...

-. Para empezar ¿Qué es el entutorado?

El entutorado es una técnica agrícola practicada desde hace cientos de años.  Se trata de la creación de una estructura para generar soporte para ciertas plantas durante su crecimiento, bien sea para guiar sus tallos o para facilitar el sostén de sus flores y frutos.

-. Sobre entutorar pepinos:

Si bien el entutorado no es un paso obligatorio en el desarrollo de nuestros pepinos, ya que estos se desarrollan perfectamente al ras del suelo, no está de más hacerlo, ya que es fácil, no toma tanto trabajo y trae numerosos beneficios, a saber:

  • Al hacerlos crecer hacia arriba ahorramos una gran cantidad de espacio en nuestro huerto, que puede ser aprovechado para sembrar más pepinos.
  • De esta manera la planta se airea y se hace menos propensa a desarrollar hongos, ya que no estaría en contacto con el suelo húmedo.
  • Se mejora la exposición solar de la planta (el pepino necesita mucha luz solar para desarrollarse sanamente)
  • Al no estar el fruto en contacto con el suelo, no se pudre fácilmente, además, de esta manera está protegido de alimañas rastreras. El crecimiento vertical también favorecerá enormemente a la hora de la recogida.

En definitiva, es muchísimo mejor opción entutorar nuestros pepinos, pues de esta manera obtendremos plantas sanas y mejores frutos.

-.Tips para entutorar pepinos:

  • El mejor método para entutorar pepinos es el de la malla metálica.
  • Existen tres tipos de pepino: el corto o pepinillo, que se consume fresco o para encurtido, el pepino medio largo (o tipo francés) y el largo (o tipo holandés). Es indiferente el tipo de pepino que sembremos, las técnicas para entutorar pepinos siguen siendo las mismas.
  • Podemos empezar a entutorar cuando la planta haya alcanzado los veinte o treinta cm, este será el momento ideal para preparar nuestro tutor.
  • Los tutores serán varas de madera (suele utilizarse el bambú, ya que una vez seco dura muchísimo tiempo y además da un toque de diseño a nuestro huerto) o varillas metálicas corrugadas (estas soportan mucho mas peso que sus contrapartes de bambú).
  • Clavaremos un tutor cada metro o metro y medio de distancia uno de otro. Hay que enterrar los tutores muy bien para que las varas soporten el peso de las plantas mientras crecen.
  • Una vez puestos los tutores, utilizaremos de soporte para nuestras plantas una malla o red metálica. De esta manera, mientras los pepinos crezcan irán trepando por este soporte con los zarcillos.
  • Vamos metiendo poco a poco la malla en cada tutor por la parte de arriba mas o menos a la vez y a modo de zig-zag (esto es que pase por delante del tutor, en el siguiente por detrás, y así sucesivamente.) de esta manera la malla se mantendrá erguida. Bajaremos la malla poco a poco hasta que llegue al suelo, teniendo mucho cuidado con las plantas porque podríamos maltratarlas. En caso de que la malla no quede suficientemente erguida podremos amarrarla en diferentes niveles a cada tutor con hilo.
  • Si nuestros tutores son de mas de dos metros podemos colocar otra malla sobre la que ya hemos puesto, de esta manera, si nuestros pepinos crecen mucho estos podrán seguir trepando. Una vez colocada la segunda malla podemos amarrarla a la primera con hilo para que queden niveladas.
  • Apenas hayamos instalado la malla debemos pasar cuidadosamente cada planta entre las aberturas. Luego, la planta ira trepando por si sola, poco a poco con ayuda de sus zarcillos.
  • De 40 a 60 días podremos empezar a cosechar nuestros pepinos.
  • Para determinar un punto de calidad para el pepino, debemos recogerlo y consumirlo completamente verde y firme, cuando empieza a ponerse amarillo en la base. No debemos ingerirlo si se encuentra de color amarillo.
  • El fruto del pepino se esconde con facilidad bajo las hojas, es importante revisar muy bien toda la planta para que no quede un solo pepino sin cosechar

Con estos sencillos pasos, podremos entutorar pepinos, de esta manera, y junto con la cantidad de sol indicada y un riego constante, nuestras plantas crecerán sanas y sus frutos abundantes, así, empezaremos a disfrutar de sus múltiples beneficios, y en caso de que nuestros pepinos sean para la venta, obtendremos productos de alta calidad.