Saltar al contenido

Como entutorar guisantes y llevarlos del huerto a la mesa.

Como cultivar  y plantar guisantes a través de una  técnica súper sencilla como  entutorar guisantes.

El guisante es una planta que cuenta con una especie de pequeñas manecillas, que son una especie de  garfios,  esta especie de ganchos se van enredando en otras plantas o arbustos que se  encuentran cerca de ellas para así poder treparse. Un tutor es una varilla, caña o palo en el que se van  enredando estas plantas, lo que les permite  tener un crecimiento óptimo y productivo. De esto se trata la técnica de entutorar guisantes.

Planta de guisantes
Una de las ventajas de tener un tutor es que permite que las plantas sean productivas y tengan un crecimiento optimo.

Algunos Consejos para el cultivo fuera de terrenos de plantación:

Se recomienda  para el  cultivo fuera del suelo o terrenos grandes las distintas  variedades que existen de guisantes de planta mediana las cuales pueden ser cultivadas en jardines o maceteros, si se  utilizan guisantes de tamaño grande, lo más recomendable son macetas o sacos de cultivo.

En  los cultivos que se hacen fuera del  suelo es  muy relevante mantener cada una de las  plantas cuidadas con fertilizantes durante todo el tiempo que dura el cultivo, por los constantes riegos que se hacen a las plantas se van arrastrando los nutrientes que están presentes en el suelo; por eso es muy importante tener constancia en la colocación de nutrientes mientras  dure el cultivo.

Los riegos deben ser constantes  y es necesario no dejar  que el sustrato se seque. Mientras se tenga un buen mantenimiento del sustrato, de este dependerán los buenos resultados.

Planta de tomate entutorada
Se recomienda colocar nutrientes a las plantas y regarlas constantemente para evitar que el sustrato se seque.

Porque es recomendable y necesario colocar tutores:

Haciendo uso  de tutores  se logra frenar a  las plantas de guisantes para que no se hagan rastreras y maltraten los frutos y  las vainas, también  con la técnica de entutorar guisantes se logra que las plantas  tengan una mayor exposición al sol con lo que se consigue un  aumento de  su producción al igual que se hace al entutorar pepinos. Además hay muy pocas  probabilidades que los insectos ataquen a la planta si esta  se enredara en un tutor que cuando está en su forma natural rastrera. De esta manera se expande la posibilidad de polinización y floración de la planta.

Plantas de pepino entutoradas por malla espaldera
Entutorando la planta de pepino las probabilidades de que los insectos ataquen a los pepinos se reduce.

Cómo y cuándo es el momento adecuado de colocar tutores:

La  primera regla  que se debe tomar en cuenta  al colocar tutores es que hay que hacerlo cuando en la planta se noten entre dos y cuatro nudos, en este momento la planta ya está lo completamente lista debido a que tiene un buen sistema radicular, y no se corre el riesgo de romper las raíces al introducir el tutor .

La forma más adecuada  de utilizar un tutor es colocándolo junto a la planta para que la planta de guisantes se enrede alrededor de este. Se debe colocar varias canas o palos de bambú, las cañas se cortan a una altura de aproximadamente un metro, se procede a retirar todas las hojas y en el extremos que va clavado en la tierra se saca filo a la punta para que clave mejor en la tierra y  evitar daños a las raíces. No hay necesidad de introducir el tutor a mucha profundidad, basta  con que se mantenga bien clavado a la tierra, enterrarlo a  unos 10 cm es más que suficiente.

Plantas de tomate entutoradas por malla tutora
Para entutorar una planta se deben colocar varas de árbol o cañas de bambú a una altura de un metro y se deben enterrar a unos 10 cm en el suelo.

Trabajos de cultivo  y  sus características detalladas paso a paso:

ENTUTORADO. Se deben entutorar guisantes  porque la  planta tiene cierto peso y no podría soportarlo sin esta técnica. Se suelen  construir estructuras  con bambú y en forma conicas (sistema tipi), posteriormente se clavan 4 tutores rodeando la planta y  se atan  a una altura de aproximadamente metro y medio; se podría  reforzar la estructura colocando un bambú adicional  atravesado por encima de los nudos que se hicieron para atar los palos de bambú  y unir el cono entre sí. Recientemente existen otras formas de entutorado que han desplazado  a las tradicionales: Existen mallas de entutorar guisantes que también se utilizan ampliamente para entutorar tomates y que se sostienen  por palos de madera y una cuerda, por donde la planta se va guiando. El guisante es una planta que  se trepa de forma natural  y espontánea a los tutores.

Varas de árbol y malla espaldera
Hay mallas para entutorar tomates y guisantes que se pueden sostener con una cuerda y palos de madera.

ACOLCHADO. Acolchar el suelo  consiste en cubrir totalmente  o parcialmente el suelo de cultivo con una lámina grande y extensa de plástico (opaca), también se puede hacer perfectamente con  una  capa de materia orgánica que sea ligera  (paja o pasto seco). A través de este proceso se logra encontrar una especie de efecto invernadero más en la zona radicular, y se obtiene un mejor y mayor desarrollo de la planta y  se evita la aparición de malas hierbas. Uno de los tantos resultados positivos proviene de esta operación y está dirigida a   aprovechar 100 por ciento el agua, esto evita la evaporación de agua del suelo en un gran porcentaje. En el acolchamiento se debe instalar  un riego por goteo localizado por debajo del acolchado para que el agua tenga acceso a las plantas.

Planta entutorada con amarre de doble hilera
Se recomienda poner un riego por goteo debajo del acolchado para que el agua pueda acceder a las plantas.

SIEMBRA DE GUISANTES: Sembrar los guisantes en grupos de 4 o 5 semillas haciendo  un  agujero muy pequeño y  marcando el terreno donde se va a desarrollar el cultivo de  guisantes. Se procede a mojar las semillas y el suelo, continuando con cubrir  con  un sustrato  (la tierra puede crear una corteza dura cuando se evapora el agua) y por último se riega  todo el terreno. No se recomienda bajo ninguna circunstancia  regar el sembradío hasta que las semillas germinen, solo se puede regar cuando la temperatura haya pasado los 30ºC  y el sustrato pierda su humedad.

Entutorar guisantes
Para sembrar guisantes se debe colocar 4 o 5 semillas en un agujero pequeño.

Conociendo los pasos a seguir y  todo el conocimiento que se requiere  para implementar la técnica de entutorar guisantes en nuestras cosechas ,así como  sus múltiples usos y  beneficios, es posible enfocarse en mejorar las siembras  y disfrutar  de productos de excelente calidad y por sobre todo  el correcto aprovechamiento de los recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *