Saltar al contenido

Entutorar pepinos alivian nuestros bolsillos y visitamos menos los mercados.

Aprende a entutorar pepinos y podrás cosechar muchas otras hortalizas y verduras.

Lejos de ser difícil y complicado sembrar en nuestros apartamentos, casa y hogares en general, sinceramente, se puede hacer, siempre que se realicen algunos ajustes y si se dispone de algún espacio, hablaremos de entutorar pepinos.

Se requiere de algunas masetas, pipotes, materos e incluso bolsas, semillas para sembrar, tierra abonada algunas cuerdas de fique o pabilo, algunas varas o cañas, tubos o cabillas. Las macetas o materos contendrán la tierra abonada que servirá de vital importancia pues proveerá los nutrientes que requieren las plantas desde su germinación hasta lograr obtener los frutos tan anhelados.

Malla tutora instalada en campos de cultivo
Para poder sembrar frutos de buena calidad se requieren de macetas para que contengan la tierra abonada y pueda proveer los nutrientes a los frutos.

Durante el crecimiento de nuestras plantas es fundamental mantener estas erguidas, para eso se necesitan de algunas varas de madera o cañas de bambú y unas cuerdas, las cuales básicamente permitirán envarar las plantas hasta que comiencen a producir, entonces el entutorado de  pepinos no es más que estos pasos que terminamos de describir.

El pepino es una planta tipo enredadera que se une a cualquier tipo de estructura, es importante que se logre contar con este tipo de ayuda, ya que le permite al pepino, mantenerse lejos del suelo; de no entutorar pepinos, la planta se desarrollara cerca del suelo, esto tiene graves consecuencias a la planta y a los pepinos en sí.

Malla tomatera de plástico en campos de tomate
Para mantener a las plantas erguidas se puede usar cañas de bambú o varas de madera y cuerdas para envarar las plantas.

Al estar sobre el suelo el agua y las hojas, las cuales guarda gran cantidad de humedad, terminan siendo el caldo de cultivo ideal para obtener la proliferación de enfermedades por hongos y por insectos, que afectarán no solo a las hojas y tallos del pepino, sino que también se verán afectadas las flores y los frutos.

Cabe destacar, que al no entutorar pepinos de forma adecuada, la planta se extenderá a sus anchas sobre todo el espacio disponible y será muy difícil aprovechar los recursos con que se cuenta para sacar a delante los huertos familiares y sembradíos en sí.

Planta de tomate en campo de cultivo
Si las hojas están en el suelo, se puede mantener la humedad en las hojas, los tallos, las flores y los frutos se verán afectados por hongos e insectos.

Con la tierra limpia, abonada y fertilizada nos disponemos a sembrar las semillas de pepino, se bebe tener en cuenta que, para garantizar la germinación de las semillas de este vegetal, la temperatura no debe estar por debajo de los 20 °C, las semillas del pepino no se dan muy bien en climas fríos, de hecho, es preferible climas cálidos; no obstante, en sitios con la presencia de climas fríos, se debe jugar muy bien con la aparición de las heladas.

Por ejemplo, al estar en presencia de este tipo de condición es recomendable si se siembra a campo abierto una vez que comienza a brotar la planta cubrirla con una botella de plástico abierta a la mitad, esto mientras la planta crece.

Malla tutora y caña de bambú
Para plantar las semillas de pepino la temperatura no debe de bajar los 20 °C.

Otra forma de garantizar el éxito en la siembra de esta planta es realizarlo en sistemas de plantación tipo invernadero. La desventaja en este caso radica en el costo de la inversión, sin embargo, los resultados al emplear este tipo de tecnología y metodología son indiscutibles.

Es más, como ventaja se tiene la calidad en la textura y sabor de los pepinos cultivados mediante este sistema.

Malla tomatera cubierta por planta de tomate
La plantación de tipo invernadero es otra forma de garantizarte éxito en tu siembra.

Ahora bien, haciendo uso de cualquier método para llevar a cabo la siembra del pepino, lo más importante radica en la estabilidad de las plantas al crecer, florear y cuajar el fruto, para esto se deben poner en practica algunos simples y sencillos concejos que permitirán obtener pepinos verdes, grandes, frescos y jugosos. Como se mencionó anteriormente el pepino es una planta tipo enredadera o trepadora, de la misma familia que la del calabacín, parchita, melón, patilla y auyama o calabaza. Entonces, es fundamental enrutar, envarar o entutorar las plantas a fin de optimizar su desenvolvimiento y desarrollo.

Esta metodología consiste básicamente en tomar la planta y hacer que se adhiera o enrolle a una serie de cañas, varas, varillas o cabillas dispuestas de forma vertical, las cuales se comunican con otras que se encuentran dispuestas de forma horizontal a unos 160 cm del suelo y con unos 180 o 200 cm de largo, esto permite que la planta se desarrolle y que los frutos estén lejos del suelo donde podrían contaminarse, enfermarse y podrirse por los efectos generados por la humedad.

Malla tutora de amarre de doble hilera
Se recomienda enrutar, entutorar o envarar las plantas para que se desenvuelva y se desarrolle correctamente.

Debemos recordar que las plantas de pepinos requieren de mucha agua a cualquier hora del día, esto es muy practico debido principalmente a que la planta del pepino después de envararse termina por actuar de forma autónoma en la enramada construida.

La importancia de entutorar pepinos, entutorar tomates y entutorar guisantes, principalmente radica en la necesidad de que las plantas y los frutos estén lejos del suelo, esto debido a que, aunque el pepino requiere de abundante sol durante toda su vida desde que germina hasta que deja de producir, es fundamental mantener el agua en forma de riegoconstante durante toda su vida. De manera que si no se logra entutorar pepinos, la planta (tallos, hojas, flores y frutos) con los pepinos termina en el suelo y en vista de la humedad permanente a la que se tiene que exponer la planta termina por ser contraproducente, pues cataliza la propagación de enfermedades por la presencia de hongos, agentes patógenos, insectos y hasta animales tipo roedores.

Varas de madera y malla tomatera en campos de cultivo
Es importante entutorar las plantas para que los frutos se mantengan lejos del suelo.

La siembra de esta exótica verdura es un arte, que alimenta el espíritu y sobre todo llena el estomago de nutrientes, agua y fibra, la cual permite mantener el cuerpo del que lo consume en perfecta armonía y sincronización.

Al momento de entutorar pepinos y de cosechar los pepinos se debe estar muy pendiente del aspecto de los frutos, ya que de dejarse pasar a la etapa de maduración (pepinos amarillentos), el sabor y la textura de los mismos cambia de forma importante, de aquel que se debe cosechar cuando esta verde. El verde del pepino es excelente por la cantidad de sustancias antioxidantes que evitan y hasta disminuyen los efectos del paso del tiempo sobre el cuerpo humano como es el envejecimiento por edad y de aquel que aparece de forma prematura. Se invita a sembrar, producir y consumir esta excelente verdura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *